Archivo de la etiqueta: Maquinista Savio

Protegido: Con fuertes criticas por iniciar macroemprendimiento tipo La Salada el Municipio de Escobar inicia programa de outcoaching para reubicar a Jefe Gabinete despedido por Berni.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Siguiendo nuevos lineamientos de marketing Escobar News no aceptará amigos de Facebook sin prontuario.

Afirman que durante 36 horas el índice de delincuencia en Escobar bajó un 78% cuando malvivientes comentaban el entierro del “Anguila”.

http://www.telecinco.es/informativos/disparos_al_aire-celebracion_militar-siria-rebeldes-festejos_MDSESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR  funeral escobar belen maquinista savio

BELEN DE ESCOBAR.- Este filtro de selección lo habría elegido el medio escobarense después de que miles de usuarios de Facebook  amigos de su página y subsidiada por el Municipio -conocida como ESCOBAR NEWS-   aumentara increíblemente su audiencia y page rank, por las visitas y comentarios que los secuaces del “anguila”, -un delincuente que se suicidó por sugerencia policial-, realizaron por mas de un día entero.

En sus posts de facebook habilitados por Escobar News los malvivientes y amigos del delincuente muerto negaron que hubiesen sucedido hechos de violencia y amedrantamiento durante su velatorio y entierro, ni que estos superasen holgadamente a la ficción que ofrecen las películas. Los usuarios de Facebook en un argot carcelero también negaron enfáticamente que se hayan efectuado disparos al aire,  -imitando a los narcos mexicanos- . Agregaron en varios comentarios que ellos, los seguidores de La Anguila jamás se pusieron “relocos” cuando se enteraron que no lo podían sepultar a su fallecido amigo delincuente porque la tumba estaba con su capacidad completa, -tres muertos en ella-. Además postearon en varias oportunidades que ni con gritos ni a punta de pistola, obligaron al personal del cementerio a sacar de la fosa los restos de uno de los ocupantes de la tumba para hacerle lugar al cajón de La Anguila, ni que  ya resuelto el  problema, ellos, sus amigos,  malvivientes despidieran a su compañero delincuente con numerosos disparos al aire.

A continuación algunos de los comentarios:

ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR

 

ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR  BELEN DE ESCOBAR LADRONESESCOBAR LADRONES ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR LADRIS 2 ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR LADRIS ULTIMO ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBA ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR BELEN DE ESCOBAR

Aclaran a comerciantes procupados por la instalación de La Salada que no será un feria sino una galería de arte

WebESCOBAR. BA.- La aprobación de un proyecto de ordenanza para exceptuar a la feria comercial “La Dulce” de adecuarse al marco regulatorio vigente y permitir así su instalación sobre la ruta 26, en pleno corazón de Maquinista Savio, marcó en la sesión de este miércoles 13 una fuerte divisoria de aguas en el bloque kirchnerista. De sus ocho integrantes, una mitad votó en contra y la otra a favor.

“Cada uno tiene su visión y su opinión, no todos pensamos igual. Algunos piensan como comerciantes. Yo pienso en la legislación y esto a Savio no le conviene, porque es muy chico y una feria así de grande va a matar al comerciante”, evaluó en declaraciones a EL DIA de Escobar la concejal María Rosa Pereyra, quien dijo sentir “bronca” por la actitud de sus compañeros y el resultado adverso de la votación.

Por su parte, el concejal Daniel Tossio, con su pelo color lila, y su infaltable libro de Xul Solar debajo del brazo, fue uno de los que votó a favor de exceptuar a “La Dulce”, -tal el nombre del emprendimiento– de cumplir la ley, y fundamentó su posición en que ésta será en realidad una Galería de Arte Moderno,  Daniel Tossio, con su sobria cultura se explayó alabando el extrarradio conceptual, el desafío de lo organoléptico y agregó algunas palabras en francés que lamentablemente ni siquiera comprendimos.

Pero ese no fue el único argumento del también dueño del paseo de compras Rivadavia, ubicado a metros de la terminal de Belén de Escobar, quien se declaró partidario de que haya Galerias de Arte como La Dulce “en todas las localidades”. En ese orden, expresó que “hay que arreglar la ordenanza, porque hay algunas cosas que son excesivas, como las distancias de 5 ó 6 cuadras. Si no, en Savio nunca se iba a poder habilitar un paseo de compras, digo de arte”.

Fuente: El Día de Escobar