Archivo de la categoría: Deportes

Con la Selección Argentina de Ciegos jugando en Escobar se completa el plan del Gob. Nac & Pop. de que los discapacitados sean los principales protagonistas de la Gestión Guzman

Concejales Tossio y Carranza orgullosos de sus dicapacidades.
Concejales Tossio y Carranza orgullosos de sus dicapacidades.

 

La selección argentina de fútbol para ciegos se presentará este sábado 8 en el polideportivo municipal de Escobar, en un evento a beneficio de dos ONG’s que ayudan a personas con necesidades especiales. Los funcionarios discpacitados ya se encuentran entrenando desde hace mas de cinco años. Un análisis de ambos mostrará una sana equivalencia.

Sr. Intendente de Escobar efrentando altivamente sus problemas de disfuncionamiento prostático e intelectual
Sr. Intendente de Escobar efrentando altivamente sus problemas de disfuncionamiento prostático e intelectual

¿Cuál es el reglamento para los ciegos y los discpacitados cleptómanos?

– La duración del partido es de dos tiempos de 25 minutos cada uno y la de la Gestión Guzmán hasta que aparezca algún candidato kirchnerista que se vea menos pelotudo.
– Todos juegan con gafas que les tapan los ojos. Todos los funcionarios roban con testaferros que nos tapan los ojos.
– Hay cuatro jugadores por equipo en un espacio de 20 X 40 metros para manejar la pelota, más el arquero que debe ser vidente.

Hay infinidad de de jugadores en el espacio que ocupa el Municipio para manejar la torta que ahi se mueve, mas el intendente que debe ser ciego o pelotudo.
– El arquero se mueve en un área restringida, es decir, no puede salir de su arco.

El Intendente no se mueve ni aunque se lo pidan, ni quiere salir de su antro.
– Los jugadores deben decir “voy”, que es un palabra internacional, para ir a pelear una pelota y evitar choques.

Los funcionarios deben decir “Diego”, que es una palabra nacional, para ir a pelear el cohecho y evitar choques con otros.
– La cancha se divide en tres tercios imaginarios para indicar quién guía a los jugadores, desde fuera de la cancha, diciéndoles por ejemplo “por aquí viene la pelota”, “tenés uno al costado”.

El campo de juego se divide en un escenario imaginario de mas de 200 km, y desde afuera de la cancha un funcionario provincial o nacional de segunda línea los aviva diciéndole “ahí tenes un hueso”, o “eso no se toca gil””.